Desplazamiento en México crece un 20% por la violencia y los desastres naturales

México experimentó alrededor de 11 mil desplazamientos vinculados a conflictos, violencia y desastres naturlaes en 2023, marcando un aumento del 20 por ciento con respecto a 2022, según alertó el Informe Global sobre Desplazamiento Interno 2024 (GRID).

0
365

México experimentó alrededor de 11 mil desplazamientos vinculados a conflictos, violencia y desastres naturlaes en 2023, marcando un aumento del 20 por ciento con respecto a 2022, según alertó el Informe Global sobre Desplazamiento Interno 2024 (GRID). El estado más afectado fue Chiapas, debido a los enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa (CDS), grupos criminales que disputan el control del territorio fronterizo, según el diagnóstico del Internal Displacement Monitoring Center (IDMC).

El episodio de desplazamiento más significativo ocurrió entre el 21 y 26 de mayo en Frontera Comalapa, en la frontera con Guatemala, donde los enfrentamientos provocaron alrededor de 4 mil desplazamientos, algunos por temor a ser reclutados por la fuerza.

El cierre restringido de las principales carreteras por parte de grupos criminales contribuyó al desplazamiento interno en la región del sur del país.

A finales de año, alrededor de 392 mil personas vivían desplazadas como resultado del conflicto y la violencia en México, la cifra más alta registrada desde que comenzaron los registros en 2009, según la organización.

El huracán «Otis», que golpeó la costa de Guerrero el 25 de octubre, causó un desastre de gran magnitud que provocó alrededor de 187 mil movimientos, la cifra más alta registrada en el país debido a tormentas. Fue considerado el huracán más poderoso, que azotó la costa del Pacífico de México después de intensificarse rápidamente de clima tropical a tormenta y luego a huracán categoría 5 en 12 horas. «Otis» destruyó alrededor de 50 mil hogares, prolongando el desplazamiento de muchos de los afectados.

Las medidas de preparación estaban más orientadas a terremotos y mucha infraestructura no pudo resistir la velocidad del viento superior a 250 km/h. Los vientos derribaron líneas eléctricas, mientras que las inundaciones y los deslizamientos de tierra dejaron a la gente sin otros servicios básicos. Algunos de los municipios afectados estaban en áreas montañosas o rurales.

El estado de Guerrero también enfrenta uno de los niveles de pobreza más altos del país, lo que redujo la resiliencia de las personas ante el desastre.

En total, el estudio contabilizó 197 mil personas desplazadas en 2023 en el país debido a desastres naturales y provocados por el hombre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí