En corte el futuro del barrio Duranguito.

0
650

De la redacción.- Hoy comenzó una audiencia programada por dos días en una corte de distrito en la ciudad de Austin, en la cual esperan que un juez defina si procede o no la construcción de la arena multiusos, un proyecto de 180 millones de dólares que se planea construir en el centro de El Paso.

Los activistas que estan en contra de este plan, alegan que la emisión del bono de calidad de vida –con el cual se financiaría en gran parte la edificación de la arena– discrimina a la población hispana del vecindario al desplazarla.

La ciudad espera que la corte determine que no ha violado la ley y proceder con la obra.

La organización Texas Legal Aid estará en la Corte de Distrito 201 del Condado Travis representado a algunos residentes de Duranguito que se han declarado directamente afectados por las decisiones de la Ciudad de El Paso.

“Sabemos que el hecho de que este caso se esté haciendo aquí en Austin, es parte de la estrategia de la ciudad con el objetivo de que los residentes de Duranguito no puedan asistir; este caso debió efectuarse en El Paso, no en la capital”, expresó el doctor David Romo, historiador.

Max Grossman, catedrático de UTEP y activista, estará presente en compañía de sus abogados por parte de la firma Ainsa; estarán tocando el tema en contra del bono municipal aprobado en el 2012 mismo que, según los residentes del histórico barrio, es “clandestino”, pues además de infringir la ley de Texas, discrimina a una minoría y privilegia a otros.

En adición, la doctora Yolanda Leyva, reconocida por su labor de proteger y hacer válidos los derechos humanos en la frontera, se representará a sí misma y presentará cargos en contra de la Ciudad de El Paso por violar los derechos civiles de adultos mayores mexicoamericanos residentes del emblemático Duranguito.

Después de 10 meses de constante lucha entre habitantes paseños y las autoridades locales, la oportunidad de pedir la designación de Distrito Histórico para Duranguito podrá declararse como realidad.

“El promedio de edad de los habitantes de Duranguito es de 64 años, la gran mayoría son de origen mexicano y lo que están haciendo es quitándoles su hogar, esto es sinónimo de discriminación, nunca en la historia de El Paso se ha despojado a una comunidad anglosajona; la Ciudad y los empresarios involucrados sabían que Duranguito es un blanco vulnerable, es por eso que escogieron esta zona”, añadió Romo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here