OPINIÓN: Senador Rodríguez: «la propuesta SB4 retrasa 100 años a Texas».

0
1583

Sen. José Rodríguez, Texas Senate Distrito 29

Estamos viviendo en momento de miedo que se está proyectando hacia  los inmigrantes y que ahora enmarca todos los debates de política pública sobre muchos temas. Los debates más recientes y obvios se han tratado de prohibiciones de viaje, deportaciones y la frontera.

Esto ocurrió en la década del 1950 cuando el Presidente Eisenhower instituyó la «Operación Wetback (Espalda Mojada)» un apodo ofensivo para una operación ofensiva que removió a medio millón de personas. Antes de eso, en los años 1930, una operación similar recogió a de medio millón a dos millones de personas, muchas de ellas ciudadanas americanas, para enviarlas a México.

Las actitudes y los actos discriminatorios de nuestro país están bien documentados, remontándose a los sentimientos anti-irlandeses y anti-alemanes de principios y mediados del siglo 19 y las mentiras viciosas sobre los italianos, rusos, chinos y otros grupos a finales del siglo 19 y principios del siglo 20 hasta el internamiento de ciudadanos americanos de origen japonés durante la Segunda Guerra Mundial. También tenemos historia de actitudes negativas hacia ciertas religiones, incluyendo la antipatía bien documentada hacia los judíos en los años 1900 que persistió hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Pero a pesar de esto, las personas son atraídas a nuestro país por nuestra naturaleza misma, la cual creo que es más profunda que estos impulsos irracionales y momentáneos de miedo y opresión. Desde nuestros documentos fundadores que nos llevan a ser un ejemplo para el mundo, a la encarnación de ese ejemplo, la Estatua de la Libertad, el alma de esta nación fue descrita poéticamente por el gran escritor americano por excelencia Walt Whitman, quien rindió homenaje al inmigrante y al trabajador.

Aquí está Whitman como fue descrito en un artículo del 2011 en el Atlantic Magazine:

«Contengo multitudes», escribió. El abrazó el alma de la democracia, su fe fundamental en los seres humanos. El sabía que el destino de cada uno de nosotros estaba inextricablemente ligado al destino de todos. «Quien humilla a otro me humilla a mí», escribió. «Yo digo la palabra mágica y primera y doy el santo y seña de la democracia”.

El Senado de Texas rechazó «el alma de la democracia» al pasar la S.B. 4, un proyecto de ley que retrasa el estado 100 años en nuestra relación con México y los inmigrantes. Ahora va a la Cámara de Texas, donde mis colegas necesitarán del apoyo de texanos en su lucha por detener la propuesta.

Texas depende de los inmigrantes para su vitalidad económica, desde los que cosechan la comida hasta los que crean tecnología y trabajos. Siguiendo el regimen presidencial actual, algunos politícos de Texas están atacando a las personas y las políticas que han ayudado Texas a diversificar su economía y enriquecer su cultura.

Hemos vencido propuestas similares en el pasado pero por primera vez estamos considerando la propuesta contra un trasfondo de un gobierno federal que está persiguiendo sin control a los inmigrantes y las minorías.

La S.B. 4 le quita a la policía la habilidad de establecer decisiones de seguridad pública a nivel de comunidad. La propuesta hace que cada jurisdicción local se responsabilice de juicios complejos sobre leyes migratorias. La propuesta impone esta responsabilidad no sólo sobre la policía y los sheriffs pero sobre casi cada entidad que tiene algún componente de policía, como una universidad.

La presunción de inocencia es un principio clave de nuestro sistema de justicia. La S.B. 4 viola este principio fundamental al imponer la presunción de culpa basada exclusivamente en el estatus migratorio.

La causa probable es un requisito impuesto sobre la policía para proteger a las personas de negaciones arbitrarias de libertad. Al ponerle a las órdenes de detención un estatus legal similar al de una orden de arresto, la S.B. 4 viola los derechos de debido proceso de los americanos, especialmente de los americanos que «aparenten ser extranejeros».

La S.B. 4 también amenaza con pérdidas de fondos estatales, incluyendo becas de justicia criminal que ayudan a los veteranos y a las víctimas de violencia doméstica y tráfico humano. Esto es cruel.

Los proponentes dicen que esto se trata de «seguir la ley». No podría estar más de acuerdo. Darle la autoridad a la policía estatal y local de implementar las leyes de inmigración — un área indiscutiblemente del gobierno federal  — es inconstitucional e inefectivo como política de seguridad pública.

Desafortunadamente, este legislación no se limita a Texas. Se están haciendo propuestas similares en otros estados a través del país en un intento de aprovechar el momento anti-inmigrante.

Seguiremos luchando. Como nos muestra nuestra historia, tarde o temprano, América gana y recupera su alma.

José Rodríguez representa el Distrito 29 del Senado de Texas, que incluye los condados de El Paso, Hudspeth, Culberson, Jeff Davis y Presidio. Él representa a ambas circunscripciones urbanas y rurales, y más de 350 millas de la frontera entre Texas y México. Actualmente el Senador Rodríguez se desempeña como Presidente de la Camarilla Demócrata del Senado, y es miembro de los Comités Senatoriales de Medios de Agricultura, Agua y Rurales (Vice Presidente); Recursos Naturales y Desarrollo Económico; Transportación, Asuntos de Veteranos y Seguridad Fronteriza..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí