El Papa Francisco se disculpa por comentario homofóbico y reitera que «hay lugar para todos»

El Papa Francisco ofreció disculpas tras utilizar un insulto homofóbico en una reunión a puertas cerradas con obispos italianos. El pontífice, de 87 años, expresó que los hombres homosexuales no deberían prepararse para el sacerdocio, generando controversia.

0
534
El Papa Francisco con miembros de la Conferencia Episcopal Italiana. Foto vía X - @VaticanNews

El Papa Francisco ofreció disculpas tras utilizar un insulto homofóbico en una reunión a puertas cerradas con obispos italianos. El pontífice, de 87 años, expresó que los hombres homosexuales no deberían prepararse para el sacerdocio, generando controversia.

«El Papa nunca tuvo la intención de ofender o expresarse en términos homofóbicos y extiende sus disculpas a aquellos que se sintieron ofendidos por el uso de un término, como informaron otros,» declaró el Vaticano en un comunicado

Francisco ha reiterado en múltiples ocasiones: «En la Iglesia hay lugar para todos, para todos. Nadie es inútil, nadie sobra, hay lugar para todos. Tal como somos, todos.»

Los comentarios salieron a la luz el lunes, cuando dos periódicos italianos, Corriere della Sera y La Repubblica, reportaron sobre la reunión del 20 de mayo, citando fuentes presentes. Los artículos, traducidos del italiano, afirmaban que el Papa utilizó el término «frociaggine» —traducido como «mariconada»— al referirse a algunos seminarios.

Los comentarios del Papa se hicieron en el contexto de las propuestas de los obispos italianos para modificar las directrices sobre los candidatos a los seminarios. En 2005, el Vaticano dictaminó que la Iglesia no puede permitir que hombres activamente homosexuales o con tendencias homosexuales «profundamente arraigadas» sean ordenados como sacerdotes. Francisco confirmó este fallo en 2016 y, dos años más tarde, dijo a los obispos italianos que no aceptaran candidatos homosexuales al sacerdocio.

Durante su pontificado, el Papa ha buscado ofrecer un enfoque más acogedor a los católicos LGBTQ+, diciendo frases como: «¿Quién soy yo para juzgar?» al ser consultado sobre los sacerdotes homosexuales. También ha planteado la posibilidad de que los sacerdotes puedan ofrecer bendiciones informales a las parejas del mismo sexo.

El periódico Corriere della Sera sugirió que el Papa, quien habla italiano como segunda lengua, quizás no se dio cuenta de lo ofensivo que era su lenguaje, señalando que el comentario fue recibido con risas incrédulas por parte de los obispos. Una fuente cercana al Papa mencionó a CNN que la frase también podría entenderse como que hay un «clima gay» en los seminarios.

No hay una transcripción oficial de los comentarios debido a la naturaleza de la reunión a puertas cerradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí