La crisis: el mejor momento para redefinirse

0
481
Por Uriel Posada - Opinión

Desde hace mucho tiempo, hemos venido hablando sobre la necesidad de adaptarnos al futuro, especialmente con la llegada y el continuo desarrollo del mundo digital.  Esta imaginación del nuevo orden incluye nuevas habilidades y cambios a la forma de vivir el día a día.    Todo esto, hoy es nuestra realidad.

La aparición del COVID-19 y sus efectos en nuestra sociedad aceleró la necesidad de adaptarnos y de innovar, desarrollando nuevas habilidades y aprovechando el uso de las tecnologías, muchos de estos nuevos cambios que estamos iniciando, se quedarán, estoy seguro, aún después de que termine esta pandemia.  Como Director de Noticias puedo dar fe de que estos cambios ya eran necesarios:  tenemos que adaptarnos a  un nuevo mundo  económico, social, educativo, de negocios donde quizá el contacto personal realmente no es necesario.  Estoy seguro que en unos años miraremos hacia atrás y analizaremos de qué forma resolvimos nuestra nueva realidad. 

Una de las principales preocupaciones que ha traído este pandemia es como se atenderá el impacto negativo en la población más vulnerable, que no tiene el lujo de trabajar desde casa sin interrumpir su fuente de ingreso ya que les resulta imposible por una necesidad de supervivencia.   Tan solo en El Paso,  Texas, de donde soy residente,  existen unas  50,000 personas que perdieron su trabajo debido al coronavirus.    Una de esas miradas al futuro que se deben convertir en una realidad es encontrar soluciones  que permitan generar ingresos inmediatos para poblaciones vulnerables y para la ciudadanía que no puede continuar con una actividad económica, por no ser catalogada como una necesidad esencial, o en su defecto, por ser una persona sin documentos en Estados Unidos.

Para algunos, la pandemia ha permitido encontrar nuevas áreas de oportunidad para atender nuevas necesidades emergentes que demanda la sociedad, pero para otros, resulta imposible mantener su actividad económica en un escenario no imaginado. 

Después de todo esto, estoy seguro que nuestro  entorno no será igual:  las empresas no serán las mismas: sus procesos tendrán que cambiar: el enfoque de los proyectos tendrá que ser más rápido, y sobre todo, se deberá ser más efectivos con la capacitación y formación que ofrezcamos a nuestros equipos, el uso de plataformas digitales será casi esencial, la automatización y digitalización será necesaria.  Esto lo he vivido como Director de Noticias.   Casi puedo asegurar que se tendrán que llevar a cabo muchos más cambios.   

Todas las emergencias, como la que estamos viviendo, cambian las cosas a corto plazo y largo plazo.   Está claro que ahora debemos actuar para sobrevivir. El coronavirus y sus efectos nos ayudarán a encontrar nuevas áreas de oportunidad que nos permitan crecer y desarrollar nuevas habilidades.  Es una llamada de atención planetaria para señalarnos que cuando parecía estar todo bien en realidad no lo estaba. 

Seguimos siendo parte de este mundo: llegó el tiempo de transformarnos.  Tenemos una oportunidad única para mejorar nuestro futuro.  Como dicen muchos expertos, la crisis es el mejor momento para redefinirse.  Sin Miedo. 

Uriel Posada, es el fundador y Presidente de Paso del Norte Magazine
 y es el Director de Noticias de Univision El Paso. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here