OPINIÓN: Ramos: el salir y ser visibles en grandes números manda un mensaje claro a aquellos que quieren quitarnos nuestros derechos.

0
1838

Porque es importante el mes de Orgullo para los Latinos por Tony Ramos.

Crecí en una sociedad intolerante.  En una ciudad Latina arraigada en ideas antiguas.

En mi niñez, observe como el ser Homosexual era una marca de vergüenza tanto para el homosexual como para toda su familia.

Tuve la oportunidad de crecer en una casa en Juárez,  donde mi madre alojaba a todo el que tocaba a su puerta.

Fue así como conviví con drogadictos, alcohólicos, ladrones, prostitutas y  uno que otro homosexual.

Vi como hasta entre ellos mismos, los más repudiados de la sociedad,  los homosexuales ocupaban un lugar aún más por debajo y eran maltratados, humillados y  hasta acosados sexualmente por los otros que creían que aun con todas sus fallas eran mejores que un “joto”.

Yo ya  a esa edad,  como de 8 años de edad,  sentía que era diferente a los chiquillos de mi barrio.  Sabía lo que era pero no me atrevía a decirlo en voz alta ni a mí mismo. Mi mayor temor era crecer siendo gay.

Fue así como fui reprimiendo mis sentimientos y me enfoque en mis estudios, para no ver todo lo que me rodeaba y no enfrentar esos sentimientos.

Al crecer tuve unos cuantos encuentros, pero llenos de culpabilidad, miedo y vergüenza.

En cuanto tuve una oportunidad, me enlisté en el ejército de los Estados Unidos.  La soledad y el miedo intenso de dejarme llevar por esos sentimientos gay me llevaron a casarme a los 19 años de edad y emprender una familia.

Despues de 20 años de casado y 22 en las fuerzas armadas ya no pude más:  me retiré del ejército,   salí del closet y me divorcié.

Las circunstancias me llevaron  a trabajar en la Prevención del VIH/SIDA  y fue así, como poco a poco empecé a aceptarme, conocerme y  a  aceptar a los  otros gays en mi comunidad que anteriormente rechazaba por miedo a ser descubierto. Me refiero a los afeminados, los “vestidos”,  los despampanantes.

Llegó un momento en que los que más me inspiraron, y siguen inspirándome orgullo, son los”vestidos” los transgéneros, por su valentía, por su perseverancia ante un mundo y una sociedad que es cruel. Incluyendo a la comunidad gay que suele tratarlos como indeseables.

Pero yo les pregunto a los “masculinos”:  Imagínate levantarte cada día sabiendo que al salir de tu casa serás juzgado por todos y maltratado por muchos. ¿Cómo te sentirías? Aun así, ellos lo hacen, enfrentan eso retos diarios y siguen adelante con su frente en alto.

El ser Gay, Transgénero y Latino puede ser  como una triple maldición. Pero gracias a los avances políticos que personas como ellos han facilitado, y la creciente aceptación de nuestra sociedad, poco a poco ya no es motivo de vergüenza.   Al contrario.   Entre más de nosotros salgamos a la sociedad y mostremos  de lo que somos capaces, mejor será todo para nosotros, para las generaciones que vienen y para todos aquellos que nos rodean.  Nuestras familias, nuestros hijos y la juventud.

En esta amable ciudad tenemos la suerte de  poder contar con líderes políticos que nos apoyan. Que reconocen nuestras contribuciones a la sociedad y que celebran nuestros logros.

Fue aquí, donde a solo  horas que el matrimonio igualitario fue aprobado, dos jueces aliados a nuestra comunidad casaron a dos parejas a menos de dos horas del fallo.  Aun cuando nuestros líderes a nivel estatal estaban aún tratando de  negarse a otorgar  licencias de matrimonio.

La comunidad LGBT latina en esta ciudad tenemos mucho más de que estar orgullosos: Servimos en todos niveles de nuestra sociedad y contribuimos en todos: En los medios de comunicación, en la políticas, en el campo académico, en el de la salud, nos desempeñamos como jueces, como doctores, como maestros, etc.

Nuestra ciudad está a la vanguardia en cuidar y proteger nuestros derechos como personas de primera clase.

Hace años LOGO, el canal gay de Cable en Estados Unidos, me pidió que les presentara a varias personas para un reportaje especial.

Como me lo explicaron: “Queremos entrevistar  personas Latinas que son reprimidas sexualmente y que tiene que viajar a Juárez y viceversa, para poder darle rienda suelta a su homosexualidad que no pueden ejercer en sus respectivas ciudades”.

Les conteste que no conocía personas tales ya que aquí somos muy abiertos.  Aun así, sin creerme,  vinieron a filmar nuestra “represión”.  All llegar aquí y conocernos mejor, toda la dinámica del reportaje cambio.

Le Nombraron: “El Paso y Juárez… Un Paraiso Gay en el Desierto.”

Es por todas las libertades que gozamos en nuestras grandes ciudades fronterizas, por el apoyo de líderes  en ambos lados del “charco” por aquellos que fueron maltratados y hasta asesinados, por nuestros hermanos que aún siguen siendo agredidos, que debemos salir a celebrar  este mes del orgullo gay.

Porque somos los que tenemos que seguir cargando el estandarte para las generaciones venideras y hacer que todo sea aún mejor para ellos.  Finalmente tenemos que hacerlo  porque  en estos ambientes políticos de hoy en día, el  salir y ser visibles en grandes números manda un mensaje claro a aquellos que quieren  quitarnos  los derechos que tanto hemos luchado por obtener. Un mensaje que dice:,

“Aquí no”,  “Con nosotros no se puede” “ Porque somos fuertes, somos unidos y somos invencibles!”

Tony Ramos es el Gerente de Ventas del Hotel Marriot en El Paso y Presidente de Tony Ramos Consulting.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí