Vecinos del valle bajo obtienen victoria al suspender la construcción de un fraccionamiento.

0
1088

El Paso, TX.-  Vecinos de una comunidad del Valle Bajo que organizaron una campaña en contra de la construcción de un nuevo fraccionamientoen su vecindario obtuvieron una victoria parcial ante el Ayuntamiento.

Después de escuchar ambas partes, la Comisión de Zonificación decidió no recomendar la urbanización al rededor de las calles James St. y  Craddock Ave.

“Se negó la aplicación al agente y a la constructora, pero esto es la mitad del proceso”, dijo Fabiola Campos López, residente y principal líder de los vecinos de Mission Valley. «»Sabemos que el proceso no termina, que sigue presentarnos ante los representantes del concilio,» dijo Campos.

El terreno en cuestión era un predio que particulares habían vendido a la Diócesis Católica de El Paso. Los vecinos de Mission Valley, un lugar poco poblado en el Valle Bajo, esperaban que la Diócesis construyera un templo u algún edificio consistente con su misión social.

Sin embargo, la Diócesis entró en proceso de venta con un urbanizador que inicialmente propuso construir 58 viviendas ahí.

Los vecinos inmediatamente se preocuparon por posibles problemas de tráfico, crimen, y en general, el fin de la tranquilidad del barrio.

«No estamos en Contra de un desarrollo de casas coherente con las características del el vecindario. Lo que estamos en contra es la exagerada cantidad de 50 casas propuestas en un espacio limitado con Una Infraestructura muy debil,Con calles rurales, angostas que pone en riesgo la seguridad de el vecindario establecido como de los Que lleguen,» señaló Campos.

Ayer, entre pancartas y expresiones de inconformidad, una docena de habitantes del vecindario contaron con 2 minutos para expresar su oposición al proyecto habitacional ante la comisión municipal.

Aunque en un principio se había informado que el terreno había sido donado a la Diócesis por un particular, Jorge Vergen, administrador de la Diócesis, declaró lo contrario.

“Ese terreno fue comprado por 56 mil dólares por el entonces obispo Peña y desde 1996 se ha tratado de vender sin éxito alguno”, declaró Vergen ante el podium.

Por otro lado, el agente expresó que sostuvo una reunión con los vecinos el pasado 15 de enero, en esa misma reunión se logró bajar la cantidad de casas de 59 a 50 viviendas.

“Lo que ellos no ven son los beneficios que este desarrollo traería a su vecindario”, expresó en su presentación Masoud.

“Los residentes del área piden un total de 19 casas, pero de ser así, económicamente el proyecto no es rentable”, señaló.

Agregó que se tratado de llegar a un acuerdo con los vecinos, donde incluso se podrían agregar áreas de recreación y una mejor distribución de las calles y el flujo vial, pero sin lograr una mutua aceptación.

Las viviendas, de ser construidas, podrían ser vendidas a precios que van de los 165 mil a los 225 mil dólares, dependiendo del tamaño, la construcción y la fachada de las casas.

“También se lograría que el valor de las viviendas que ya están aquí subiera aún más”, dijo el agente.

Masoud también presentó una carta que el Distrito Independiente Escolar de Ysleta, YISD, le había proporcionado, donde se establece que una de las consternaciones más grandes del distrito es el declive de estudiantes en el área, sin embargo, es jurisdicción de las autoridades correspondientes el tomar una decisión.

«Mencionan que este desarrollo pudiera ayudar a agregar estudiantes a las escuelas alrededor pero también es de todos sabido que YISD cuenta con inscripción abierta en todos sus campus y  no  segarantiza que acudan a las escuelas de alrededor» dijo Fabiola Campos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí